Depilación con láser

 

Para eliminar el exceso de vello con energía lumínica existen multitud de aparatos estéticos en el mercado. Debido al rendimiento económico que supone también existe una batalla publicitaria sobre la eficacia, la seguridad y el precio de los tratamientos. El exceso de información y desinformación ha conseguido crear una gran confusión sobre este tema a nivel de los usuarios e incluso dentro del personal facultativo.

En la Clínica tratamos este problema en patologías desde el año 1998 con distintos sistemas no estéticos sino con aparatología médica y, con esta larga experiencia, más la acumulada por los estudios realizados por compañeros dermatólogos a nivel mundial, nuestras opiniones sobre el tema son las siguientes:

-Existen muchos aparatos con capacidades muy limitadas en cuanto a potencia (eficacia) y seguridad (aparatología estética)

-Las distintas tecnologías como son la Luz pulsada o los láseres de diodo, alejandrita, Nd-YAG, no pueden ser comparadas entre sí sin tener en cuenta el modelo de aparato o su etiquetación como estético o médico. Es decir existen aparatos reputados y de primera línea de fabricantes de prestigio como aparatos de pésimas prestaciones tanto de luz pulsada, como de diodos, Nd-YAg y alejandrita.

-Incluso la comparación entre aparatos debería de tener en cuenta los siguientes  aspectos:

*Se deben comparar resultados con distintos tipos de vello a tratar y sobre todo con la presencia o no de patología que lo provoque, pues según el tipo de láser algunos tienden a tener mejores resultados en un tipo de vello que en otro. 

*Se deben comparar resultados con distintas zonas a tratar. Por la misma razón que antes.

*Se deben comparar resultados con distintos tipos de piel. Como hemos comentado antes existen aparatos más eficaces para pieles claras y otros para oscuras.

*Se deben comparar resultados finales. En la mayoría de los estudios se comparan los resultados tras un número pequeño de sesiones (2, 3 o 4), pero no los resultados finales; sin embargo, todos sabemos que el pelo que va quedando suele cambiar en el sentido que es más fino y difícil de eliminar que el inicial. Existen aparatos muy eficaces para las mejorías iniciales y sin embargo peores para rematar el trabajo.

*Se deben comparar resultados realizados por el mismo médico. Cada médico aplicaría el aparato de manera distinta ante un mismo paciente y lógicamente esto repercutirá en el resultado. Los conocimientos y la  experiencia acumulada en el tratamiento con varias tecnologías son los factores clave en este caso.

-Los distintas sesiones aplicadas durante el tratamiento deberán ser diferentes entre sí, pues se producen novedades tras las sesiones como son el cambio en el tipo de vello, posible mayor o menor bronceado, y sobre todo la experiencia de la respuesta conseguida. Puede dar lugar a la necesidad de combinar el tratamiento con otro aparato.